Espaibici Rohloff Dealer

Espaibici Rohloff Dealer

3242 2431 David Casalprim

Desde hace unas semanas Espaibici figura en la web de Rohloff como “Rohloff Dealer” and “Service Partner”.

Conseguir este estatus ha sido un orgullo para nosotros ya que llevamos muchos años montando sistemas Rohloff en las bicicletas de nuestros clientes y en nuestras propias bicis Fetamà.

A parte de equipar bicis con Rohloff también llevamos tiempo encargándonos del mantenimiento de estos bujes, que, aun que tengan muy poco mantenimiento, de vez en cuando hay que cambiar el aceite, tensar la cadena o sustituir algún piñón con infinidad de quilómetros.

Ya que para nosotros significa mucho aparacer en la web de Rohloff, queremos aprovechar esta nocticia y contaros algunos detalles poco conocidos de estos cambios tan enigmáticos y que a nosotros mismos nos han sorprendido después de visitar su fábrica.

Por ejemplo:

En España, los ciclistas que conocen el cambio Rohloff lo consideran como la mejor opción para viajes en bicicleta de gran envergadura. Por su fiabilidad, durabilidad y por el bajo riesgo de averías.

De esta manera uno puede afrontar viajes exigentes y apartados sin tener que estar preocupado por los problemas que pueda generar las transmisiones de la bicicleta. Por eso muchos ciclo viajeros optan por esta opción al configurar sus bicicletas.

Pero en cambio, en el norte de Europa, Alemania, Holanda, Benelux, etc… el Rohloff está considerado como el mejor cambio de bicicletas para uso urbano. Si, para viajar también es la mejor opción pero su uso mayoritario son las bicis urbanas.

Al hacer constar nuestro asombro, nos contestan que las razones son las mismas por las que en España los ciclistas de viaje optan por el Rohloff en sus largos viajes.

En el norte de Europa el uso de la bicicleta urbana está dentro del ADN de los personas y al igual que los ciclistas españoles que viajan lejos, lo que buscan es una usar la bicicleta con un bajo mantenimiento, fiable y que produzca el mínimo de visitas al taller para que su movilidad diaria no quede interrumpida.

La explicación que nos dan es tan solidad como el funcionamiento del propio Rohloff… El buje Rohloff no es barato pero a largo plazo se convierte en una opción menos cara de lo que parece.

Otra de las cosas que nos asombró fue cuando nos contaban la importancia de registrar el buje Rohloff en su web. Todos los bujes Rohloff vienen marcados con un número de serie, y es precisamente con este número que se hace el registro.

Este registro nos otorga una serie de ventajas, como por ejemplo, facilitar la tramitación en las garantías y en las reparaciones más allá del fin de la garantía, hasta aquí todo correcto, lo esperado en este tipo de registros, hasta que se comentó que gracias al registro consiguen recuperar bicicletas robadas. ¡Ostras! Esto es interesante, incluso roza la obviedad.

Los bujes Rohloff tienen una esperanza de vida muy larga, y durante este tiempo, el 80% de los bujes necesitan algún tipo de reparación en que es necesario consultar el número de serie con fábrica, es en este momento cuando pueden localizar los bujes robados.

Evidentemente, previamente se tiene que haber notificado a Rohloff que ese buje/bici ha sido robado. Otra razón de más para aconsejaros que registréis vuestros bujes Rohloff directamente en su web.

Otra cosa que nos sorprendió fue que el mercado de segunda mano que existe con Rohloff, en el norte de Europa. Ellos mismos nos comentaban que es habitual la compra/venta de bujes Rohloff.

Lo decían casi como orgullo, como diciendo… son indestructibles, como mucho cambiar algún componente externo como piñón, cables y fundas de cambio, algún retén o incluso el mando de cambio, y a rodar! Como dando a entender que quien no usa un Rohloff es porque no quiere.

Qué lejos nos queda el norte, donde la gente práctica uso un Rohloff como modelo de movilidad urbana y con un mercado de segunda mano solido que aproxima estos cambios a todo tipo de economías.

3 comentarios
  • Joan Campamà Compte 29/04/2019 at 08:27

    Totalmente de acuerdo con el artículo sobre el cambio Rohloff. Aquí todavía estamos lejos de la mentalidad nórdica en el uso diario de la bicicleta, pero, si echamos la vista a 25 ó 30 años atrás, el crecimiento en nuestro país ha sido espectacular. Yo, si hubiese seguido viviendo en Barcelona ciudad, me hubiese instalado un cambio Rohloff en mi Brompton de tres velocidades; y no porque no tenga suficiente desarrollo con el actual, sino para utilizar esta maravilla de bici plegable para todo tipo de viajes, debido a su estabilidad, capacidad de carga, plegabilidad, comodidad… Por todas estas cualidades hace casi 15 años que tengo la misma, contrariamente a lo ocurrido en este mismo periodo de tiempo con otras bicicletas que han pasado por mis manos. Actualmente, el Rohloff lo llevo instalado en una Montague Allston, con un resultado fantástico. Y anteriormente lo llevé en una Birdy, con el mismo grado de satisfacción. Posiblemente porque, ambos, me los instalaron en Espaibici. Trabajo exquisito.

  • Josep Maria Monsó Olsina 29/04/2019 at 08:50

    Estoy de acuerdo en la falta de mantenimiento de Rohloff. Yo lo llevo montado en mi bicicleta MTB desde hace 8 años y el comportamiento del cambio siempre ha sido impecable, especialmente la posibilidad de cambiar sin dar pedales en aquellos cambios repentinos de pendiente.
    Lo único que siempre le he notado como un inconveniente en el uso en bici de montaña es la posición dentro de la geometría de la bicicleta. Sitúa todo su peso en la parte trasera. Es por ello que hace un tiempo estoy considerando pasarme a un sistema similar pero situado en el centro de la bici. Me refiero al Pinion.

  • Ismael. BicisenRuta.com 27/05/2019 at 11:32

    Una vez que pruebas un cambio Rohloff no te desprenderías en toda la vida. De hecho, cuando tienes más de una bici (cicloturismo, MTB, …) querrías que todas tuviesen el Rohloff incorporado. Cuando vuelves al cambio normal lo notas. Ventajas: Poco mantenimiento, cambio de marchas en movimiento, en parado, en subida… cuando quieres!!. Y además toda la energía del pedaleo se transmite directamente al movimiento: sin desvíos en la cadena. La cadena prácticamente no tiene desgaste porque no tiene desviaciones en diagonal.
    Cuando lo conoces te sorprende, cuando lo pruebas te entusiasma y cuando lo llevas incorporado unos años parece que no puedas vivir si él.

Dejar una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.