Diez, diez, diez Surly

Diez, diez, diez Surly

Diez, diez, diez Surly 2048 1536 David Casalprim

Quizás el título pueda parecer entre mágico y críptico, pero es un diez para el tiempo transcurrido, un diez para las bici Surly que me han acompañado y un diez por la calidad de todas ellas.

Así que en esta ocasión os cuento una historia sobre tres diez. Como apuntaba, el primer 10 corresponde a que hace diez años desde tuve mi primera Surly. Fue un Surly Pugsley, una bici que me resultó sublime

Y aquella bici, sin saberlo iba a ser el principio de una feliz historia con esta marcca. Una historia que en 2020 acumula ya otro 10, es decir, las diez bicis Surly de diferentes modelos que en estos años de viajes y experiencias con esta marca he gozado.

Y finalmente, tras diez años y tras 10 bicis Surly hay otro 10, el diez de la calidad, el 10 que otorga la máxima nota a mis vivencias con estas bicis.

El amor llegó con las Fat Bike

La calidad de Surly fue esencial para montarle las ruedas anchas que las convierte en Fat Bikes. De las 10 bicis Surly cino han sido Fat Bikes.  Una Ice cream Truck y una Wednesday , una Moonlander y dos unidades de Pugsley.

La Krampus es una de las acertadas apuestas de Surly al mundo de las bicis, quizás la primera bicicleta con ruedas 29”+, un tamaño de rueda a medio camino de las 29” y las Fat.

Es una bici que no deja espacio para milongas, y que te saca la lengua sí o sí.

Una Surly Moonlander, la primera Fat Bike con ruedas de 4.8″, que abrió el camino a las vivencias polares en las tierras de la Laponia.

Surly aventuras

Pero no sólo he montado  Surly Fat Bike. La marca ha sido tradicionalmente prestigiada  como  bicicleta de montaña.

Uno de los modelos de montaña que he experimentado ha sido la Karate Monkey.  Se trata de una bici llena de vitalidad que se adapta tanto para acumular kilòmetros como aventurera redomada. De estas he tenido dos.

Otro modelo de estas aventuras 10 en 10 años son las Straggler. Aunque se pueda pensar que es una bici pensada para viajes por el asfalto y algo de tierra, debo puntualizar que también como bici urbana es ágil y rápida.

Con una Surly Pugsley flotando sobre el kayak.

La última de las Surly en arrancarme una sonrisa ha sido la Midnight Special.  Es una bici ágil, cómoda y lista para ser montada ya sea con unas alforjas o unas bolsas de bikepacking y preparada para cualquier aventura a pedales que podamos imaginar.

De bicis Surly  y viajes extremos

Dicen que la mejor aventura se ha cumplido cuando uno entra nuevamente en el hogar familiar sano y salvo.  Es entonces cuando uno suelta sin tapujos»¡joder, que bien me lo he pasado!».

Tras estos 10 años, 10 bicis y 10 en puntación de todas las aventuras con ellas, uno puede pensar que tenga una fijación con esta marca de bicis.

No, no es una fijación, es mi constatación de las vivencias con esta marca.  Y es cierto que hay otras marcas de gran calidad, pero mi experiencia ha sido con las Surly.

He pedaleado con temperaturas de -30ºC y de hasta +48ºC,  o me he mantenido montado en ellas en largas jornadas perdiendo la cuenta de los días.

Las he cargado hasta los topes, y han navegado por  ríos  y lagos sobre un kayak (y a ratos debajo de este…).

Una Ice Cream Truck, una fat tremendamente versátil ya sea hundida en las nieves como en las arenas desérticas.

Mi elección que os comparto

Cada una de  las diez bicis Surly que se han cruzado en mi vida en estos últimos diez años, siempre me han traído de regreso a casa. Y es por ello que les doy un 10 sobre 10 de puntuación

Evidentemente es sólo mi experiencia y que cuando estas vivencias se recuerdan acumuladas en 10 años y 10 bicis puede que aflore un poco la vena nostálgica. En cualquier caso, ese 10 que otorgo a las Surly, me parecía que podía ser útil y por esto os la comparto.

La Midnight Special, cargada a lo bikepacking.

 

Artículo sintetizado del original publicado en el blog de Surly

2 comentarios
  • Esto si que es una declaración de amor y lo demás son tonterias!
    Menudas bicicletas las Surly, fabricas de aventuras con mayúsculas. Y las fotos espectaculares!
    Saludos!

  • ramon anglada 15/06/2021 at 10:17

    Enamorat de le meva Wednesday es poc i les vaig descubrir gràcies a tu… és brutal pedalar-la, em porta a tot arreu, m’arranca somriures i com dius em torna a casa sa i estalvi

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.