Datos sobre el uso de la bicicleta

Datos sobre el uso de la bicicleta

Datos sobre el uso de la bicicleta 1200 964 David Casalprim

En el 2019, el uso de la bicicleta crece dos puntos respecto al 2017 a la vez que crecen en un 8,6% los desplazamientos cotidianos para ir a estudiar y un 2,2% para ir a trabajar.

Más de la mitad de los españoles de entre 12 y 79 años (50,7%)  utilizan la bicicleta con alguna frecuencia. Esta cifra supone que desde el 2009, los usuarios de la bicicleta han aumentado en casi 4,5 millones.

Alrededor de 9 millones de españoles de entre 12 y 79 años (un 22,4%), usa la bicicleta de forma semanal, cinco puntos más que en 2009. Por otra parte, casi 1,5 millones de españoles de entre 12 y 79 años (3,5%) la utiliza diariamente para la movilidad obligada, para ir a trabajar o estudiar.

Estas son algunas de las conclusiones del estudio encargado por la Red de Ciudades por la Bicicleta, en colaboración con la Dirección General de Tráfico, titulado Barómetro de la Bicicleta 2019.

PORTADA DEL ESTUDIO

El estudio valora diferentes realidades que radiografían como evoluciona el uso de la bicicleta en las ciudades españolas. De este queremos señalar algunos de sus ámbitos.

Se incrementa el uso de la bici para desplazamientos cotidianos

Según este estudio, se da un avance generalizado en los desplazamientos cotidianos en bicicleta, tanto para ir a trabajar y estudiar como para otros desplazamientos del día a día.

El incremento más significativo sobre el uso de la bicicleta se da en los trayectos para ir a estudiar (alcanza el  31,4%). Una prueba que los jóvenes se implican con la movilidad sostenible.

El uso de la bicicleta para ir a trabajar aumenta ligeramente, un par de puntos. Lamentablemente,  desde las empresas no se toman las suficientes medidas para fomentar la bicicleta como vehículo para ir trabajar.

La bicicleta plegable está cada vez más presente en la movilidad de las ciudades.

Imagen de la bicicleta

Curiosamente, los españoles consideran que la salud (deporte/ejercicio/saludable), es más importante que lo ecológico (no contamina) cuando se trata de comprometerse con la bicicleta cotidianamente. De todas maneras, la percepción ecológica ha subido respecto al 2017.

En cambio, los aspectos relacionados con la movilidad (rapidez), otro de los atributos más apreciados de la bicicleta, ha perdido peso respecto al 2017.

Probablemente, tiene que ver con alguno de los inconvenientes que el público aprecia sobre la bicicleta. La mitad de la población (54,1%) apunta al peligro por la circulación y el tráfico.

Bajo este paraguas, se engloba el riesgo derivado de la circulación y el tráfico. La falta de carriles bici, la falta de aparcamiento o sitios para guardarla, la falta de respeto hacia los ciclistas y el robo, son algunas de las deficiencias señaladas.

Un 30% de la población también apunta a limitaciones, como el clima, la orografía, las limitaciones físicas o de salud, el mantenimiento, etc.

Alrededor de 9 millones de españoles utiliza la bicicleta semanalmente y más de 4 millones la utiliza alguna vez en los desplazamientos por por trabajo o estudios.

Políticas  a favor de la bicicleta

El estudio revela que hay un amplio apoyo popular al impulso de políticas públicas de fomento de la bicicleta.

En otras palabras, la opinión que tiene la población sobre las políticas de promoción de la bicicleta se aprecian positivas.  Por ejemplo, mientras que en el año 2015, un 19,5% aseguraba que sí que había suficientes vías acondicionadas para circular en bicicleta, en el año 2019 esta cifra llega al 24,9%.

Sin duda, esto no es regular en todas las ciudades, pero pone en evidencia que todavía hay margen desde los ayuntamientos para fomentar el uso de la bicicleta.

La existencia de aparcamientos públicos de bicicletas, es una de las demandas más evidentes. Un 16% considera que en el municipio dónde vive hay suficientes aparcamientos públicos para bicicletas, mientras que un 33,2% confirma que sí que hay, pero son insuficientes.

En concreto, el 91% de la ciudadanía opina que hay que adecuar aparcamientos para bicis sobre todo en las estaciones y paradas de transporte público, pero también frente a los centros públicos y privados (87%). A veces no siempre las políticas van acordes con lo que demanda la ciudadanía.

Finalmente, las cuatro ciudades españolas que superan el 50 % en el uso de la bicicleta son Sevilla (59,7%), Zaragoza (58,1%),  Valencia (55,77%)  y  Barcelona (51%).

Puedes acceder directamente a una síntesis gráfica aquí.